Marketing Viral

013114_2106_MARKETINGVI1.jpgEl Marketing Viral es una táctica/estrategia de marketing que consiste en incentivar que la gente hable, recomiende o difunda una marca, una empresa, un producto o servicio, una idea, de manera espontánea y genere un efecto de credibilidad y confianza. Los medios utilizados en el Marketing Viral no son los medios publicitarios tradicionales sino los nuevos medios digitales.

Es el marketing de guerrilla trasladado a la red.

La curiosidad, la sorpresa, la originalidad, lo sorprendente o impactante, el descubrimiento, lo confidencial, etc., tanto en la forma como en el contenido, son los motores de la generación de información viral que se contagia a la red a través de un «boca a boca». Muchos de los mensajes virales se apoyan en contenidos añadidos como videoclips, juegos en flash, concursos, imágenes, etc., que se relacionan directamente o no con la campaña en sí misma.

Es un marketing inusual que ofrece contenidos que generalmente no ofrecen las campañas de marketing convencionales y que no buscan un objetivo comercial explícitamente. Si la campaña está bien diseñada puede producir espontáneamente una elevada aceptación, sin que necesariamente esto lleve a un aumento inmediato de las ventas.

El Marketing Viral es barato y funciona muy bien con marcas o empresas pequeñas que quieren darse a conocer o quieren reposicionar su imagen con un enfoque más innovador y conectado con nuevos públicos (urbanos, jóvenes, bohemios, digitalizados, etc.

El problema del marketing viral es que nadie tiene el secreto para conseguir impactar: hay campañas como las de Amo a Laura o la que realizó Wyoming con la falsa noticia del acoso laboral a una empleada, que funcionan muy bien y otras que sin embargo no. Funcionan mejor las que hacen reír, las que ofrecen algo a cambio de participar en el envío, las que parecen muy reales e informativas, las que tocan alguna problemática concreta, las que invitan a polemizar, las que piden adhesión.

Pero es muy importante seleccionar correctamente a los primeros emisarios y la franja horaria y diaria en la que lo vas a hacer: si quieres llegar a profesionales, no lo hagas el lunes porque sus correos suelen estar saturados; si es un público joven, házselo llegar a última hora de la noche o en fin de semana que es cuando más se conectan.

Otra forma de marketing viral es infiltrarte en los foros y blogs donde se opina sobre determinados productos y se hacen recomendaciones para que sean los internautas quienes te promocionen.

Existen agencias especializadas en infiltrar y dar a probar tu producto para que luego opinen en blogs, foros, Youtube, comunidades virtuales, redes sociales.

Las redes sociales pueden ser una herramienta interesante siempre y cuando seamos capaces de analizar con objetividad el público al que nos dirigimos y el producto que queremos vender, porque no siempre interesa. Son más indicadas las comunidades temáticas o corporativas.

Los Banners y la publicidad digital

La fórmula tradicional de los banners no ha dado el resultado deseado porque se hicieron muy intrusivos y tienen una conversión muy limitada.

La compra de espacios publicitarios es muy adecuada para reforzar tu imagen de marca, pero debes tener la precaución de adquirir espacios publicitarios sólo en aquellos sitios adecuados a tu target y lo puedes comprar al coste por visita.

Los pasos que una pyme debería dar para contratar una campaña de publicidad online que resulte efectiva serían:

  1. Analizar si el producto o servicio se adapta al entorno de Internet.
  2. Identificar el público objetivo (target).
  3. Determinar los objetivos de la campaña.
  4. Elegir una estrategia de medios.
  5. Determinar el contenido y la creatividad de la campaña.
  6. Ejecutar la campaña.
  7. Seguimiento y control de los resultados.

Antes de empezar la campaña debemos tener fijados los objetivos que queremos alcanzar con ella. Será diferente si lo que buscamos es mejorar nuestro posicionamiento, captar nuevos clientes, fidelizar los clientes que ya tenemos, aumentar las ventas, etc.

Debemos analizar a nuestro target dependiendo del producto o servicio que queramos comercializar, y determinar si la relación entre el medio y el público son idóneos. Si nuestro público no es usuario de Internet será inútil utilizarlo como medio de comunicación y, en su caso, como canal de comercialización, ya que nunca alcanzaríamos a nuestro target a través de él.

Investigación de mercado

Todo plan de marketing, incluso todo plan de empresa, debe ir precedido por un profundo estudio de mercado para conocer al público objetivo al que nos dirigimos, el sector en el que nos movemos e, incluso, la competencia que existe en nuestra área de actuación. Frente a las estudios de mercado off line, la era digital nos ofrece la posibilidad de desarrollar e‐encuestas o e‐surveys o incluso testar la opinión de nuestros potenciales consumidores con los focus online groups. Otras herramientas son también la VRM (V istors Relationship Managements) o la e‐segmentation, que nos permite analizar la demanda. Todas ellas se integran bajo el término genérico de markets e‐ research.

Desarrollo de Marca

Además del SEM, el SEO y los blogs corporativos, una herramienta muy interesante para potenciar la marca es el Brand TV, la televisión de las marcas. Se trata de crear un canal visual de tu propia empresa donde sea posible ver todos los contenidos que generas en tus acciones. Puedes hacer maridajes con otros negocios, con vistas a aportar valor añadido (por ejemplo, una bodega que ofrecer recetas en colaboración con un cocinero famoso). Youtube es un ejemplo perfecto y gratuito.

Medir la inversión

Uno de los grandes errores de los pequeños empresarios y de los emprendedores es descuidar el control de la inversión. La ventaja que ofrece el marketing on line es la facilidad que tiene para conocer cuántos clics hemos recibido, de dónde procede la mayor parte de nuestro tráfico o incluso qué partes de nuestra web son las más visitadas.

Hay herramientas gratuitas y fiables: en Google, la Analytics y en Yahoo, el Indextools. Es necesario que apliques controles de seguimiento y los analices para verificar la efectividad de tus acciones.

Para poder medir bien esta inversión en marketing digital, hay que tener en cuenta tres factores fundamentales:

  • Permite la trazabilidad: el marketing on line permite medir las impresiones, las visitas y los clics que han entrado en tu portal y permite hacerlo además de forma casi instantánea.
  • Es inmediato: a diferencia de las campañas off line, que requieren una gestión de medios, unos periodos, unos plazos, una campaña a través de la Red se puede poner en marcha de forma inmediata, nada más concebirla, y observar los resultados de una modificación en tiempo real.
  • Debe ser a medio plazo: un plan de marketing digital no puede tener su objetivo en el corto plazo. Lo ideal es que se piense en el medio/largo plazo (de seis meses a un año). Debes tener en cuenta que la herramienta más sencilla, que es el posicionamiento en buscadores, requiere de un tráfico en tu web que no se genera de la noche a la mañana. El periodo mínimo para conseguir un buen posicionamiento en buscadores ronda los cuatro meses.

Un buen plan de Marketing en 10 pasos

013114_2138_Unbuenmarke1.jpg

Las campañas de marketing online pueden despertar interés, ser muy impactantes y creativas y además estar bien orientadas a nuestro público objetivo. Si es así habremos conseguido generar tráfico hacia el enlace de nuestra web. Pero de poco sirven si no conseguimos que los clientes potenciales entren en nuestra web y, finalmente, compren nuestro producto o servicio. El reto es tener una web corporativa atractiva, que supere la etapa estática del mundo 1.0 e incorpore todas las ventajas de la proactividad e interactividad de la Web 2.0.

A continuación ofrecemos 10 pasos o consejos para lograr un buen plan de marketing digital.

Redacte un boletín electrónico periódico.

1

Envíelo a su lista de correo de clientes (newsletter) para mantenerles informados e invitarles a visitar su negocio o su web. Existen multitud de herramientas gratuitas en la Red que le ayudarán en la redacción de un boletín electrónico que incorpore las novedades en la oferta de sus productos o servicios. Envíelo por e-mail a sus clientes. no necesita ser un gran experto en diseño gráfico para hacerlo, puede diseñarlo a través de una simple hoja de Oppen Office poniendo los enlaces que crea interesantes incluir. Aunque es un método sencillo, debe llevar cuidado de no caer en el spam, y comunicar de forma concisa su mensaje, preferiblemente incluyendo el nombre del destinatario. Una opción para evitar este problema la proporcionan las listas RSS, en las que es el usuario quien se da de alta en el servicio para recibir las novedades de sus páginas favoritas.

Cree su propio blog corporativo.

2

Para incentivar la participación de sus clientes, escucharlos y que ellos le escuchen a usted también. Se puede editar con una herramienta muy sencilla y además muy económica hay muchos servicios de blogs gratuitos—. Lo complicado es mantenerlo vivo, introduciendo información interesante para los usuarios. No tema las opiniones negativas que se puedan realizar sobre su empresa, marca, producto, servicio o incluso sobre su personal, ya que su blog será el mejor lugar donde realizarlas. Al fin y al cabo lo gestiona usted, y puede dar las explicaciones adecuadas, pedir disculpas, corregir los errores y dar las soluciones necesarias para revertir la situación.

Utilice algunas de las técnicas del marketing viral.

4

Es el llamado marketing de guerrilla llevado a la web. Se trata de provocar que los usuarios se conviertan, por iniciativa propia, en nuestros propios canales de comunicación reenviando nuestros menajes a sus propias listas de contactos. El secreto está en la creatividad. Existen campañas que funcionan de maravilla y se expanden rapidísimamente, —quién no vio el vídeo de «Amo a Laura» de la cadena MTV—, y en cambio, otras no funcionan y perecen nada más salir. Funcionan mejor las que hacen reír, las que ofrecen algo a cambio, las que parecen informativas, las que son polémicas, etc.

Otro sitio más de Me gustan las TIC